miércoles, 28 de julio de 2010

MÁS ALLÁ DE LOS PRESOS.

Manuel Aguirre Lavarrere (Mackandal)
La excarcelación de varias decenas de presos políticos no constituye bajo ningún concepto una muestra de apertura por parte del régimen cubano. Pero Parece que para el canciller español Miguel Ángel Moratinos, es suficiente como para que la Unión Europea cambie su posición común con respecto a las sanciones impuestas a Cuba por sus reiteradas violaciones de los derechos humanos. Falla el canciller español en este sentido. Cuba no es solo los presos políticos .Existen cuestiones fundamentales, que sin menosprecio alguno del paso logrado, constituyen el fundamento de las aspiraciones democráticas de todo un pueblo. Y en este sentido es primordial que el régimen de la Habana ratifique los Pactos políticos, sociales económicos y culturales cuya primera firma data del año 2007 y que aun no se digna en ratificar. Pactos que darían al pueblo cubano la oportunidad de la libre asociación sin mediación del estado y sin temor a represalias .Mientras que ello no suceda será un error imperdonable que la Unión Europea, llevándose por los cantos de sirena de un diplomático entusiasta ponga fin a la Posición Común. Creo que lo expresado por los representantes de Francia, Alemania, Suecia y la República Checa, da la verdadera visión con respecto al tema Cuba y los derechos humanos. Porque la libertad de opinión y asociación pacifica, el derecho a entrar y salir del país sin que medien restricciones, el respeto de los derechos del preso y el detenido y la no exclusión por motivos de sexo, raza o religión son también algunos de los puntos que debieran tenerse en cuenta a la hora de tomar tamaña decisión. Porque en Cuba estos y otros derechos son violados a cada minuto por el propio desconocimiento que al respecto el régimen se a empeñado en cernir sobre toda la población y en su lugar levanta campañas antiimperialistas y el crack del comunismo y partido único derogando los verdaderos intereses inherentes a la persona humana y a su razón de ser como hombre nacido libre. iCuidado!, no es la primera vez que el régimen cubano da muestras de buena voluntad para lograr un objetivo que, una vez logrado, vuelve de nuevo a la carga de mentiras, abusos, y atropellos contra opositores pacíficos justificando sus desmanes con que son mercenarios al servicio de una potencia extranjera, delincuentes, apátridas y otra ensarta de improperios y calumnias para justificar sus crímenes y dar rienda suelta a su permanencia de dinastía y hambre de poder. Los Pactos políticos, sociales, económicos y culturales serian la única muestra que mostrarían esa buena voluntad que el régimen dela Habana pretende vende al mundo. Y eso, habría que verlo.