martes, 27 de agosto de 2013

Contra el olvido de Rómulo Lachatañer

 
Manuel Aguirre Lavarrere
          (Mackandal)
“Los cubanos no tienen más que una bandera, la de la independencia, que cobija a todos los hombres, de cualquier origen y raza que sean.”
                                                            Antonio Maceo
Un estudio sobre los iniciadores de las investigaciones etnográficas en Cuba no puede eludir a Rómulo Lachatañeré. Junto a figuras cimeras como Fernando Ortiz y Lidia Cabrera, Rómulo Lachataῆeré, a quien la historiografía cubana olvida constantemente, con intensión marcada, marcó pautas con sus indagaciones sobre la religiosidad afrocubana.
El nombre de Rómulo Lachatañeré no es tomado en cuenta: más bien se trata de olvidar.
Esta figura de las ciencias etnográficas cubanas, era nieto del general mambí  Flor Crombet. Nació en Santiago de Cuba en 1909.
Fue heredero de la tradición de una familia mulata que contribuyó tesoneramente a la vida social y cultural del país. En su ciudad natal cursó sus primeros estudios. Se graduó de farmacéutico en la Universidad de La Habana. Se trasladó a la ciudad de Nueva York, donde ejerció como laboratorista en la Universidad de Columbia. Se alistó en el ejército de Estados Unidos, y combatió en la Segunda Guerra Mundial. Mientras se trasladaba por razones de trabajo, murió en un accidente de aviación, cerca de Puerto Rico en 1951.
Su obra más conocida, ¡O Mio Yemayá!, que en lengua lucumí significa Agua, Tú, Yemayá, constituye un riguroso estudio sobre los mitos y leyendas del inagotable acervo religioso de los africanos trasplantados a América y en especial a Cuba, a pesar del desarraigo y la mala vida impuesta por la esclavitud. Este estudio fue el primer intento de su tipo en el país.
Aun cuando los prejuicios minaban todo lo que oliera a negro, por encima de los racismos y la imposición de la cultura dominante y las
amenazas de encarcelamiento hasta para quien se atreviera a invocar a Changó, el libro de Rómulo Lachatañeré fue la fuente de la que fueron a beber la mayor parte de los investigadores y estudiosos de los cultos afrocubanos.
Sobre esta obra, dijo Fernando Ortiz: “Así como los músicos compositores de habaneras solían negar el flujo negroide de su erótica dulcedumbre aun cuando lo llevasen en su propia sangre…a los literatos les parecía preferible seguir la romántica exaltación de los ya desaparecidos indios, mientras despreciaban a los negros convivientes y les parecía bajo, social y hasta confesionalmente pecaminoso, ese descenso a las criptas de los misterios africanos para captar el contenido poético de sus liturgias y sus mitos”.
Lachatañeré rompió con estos prejuicios racistas. Fluía junto a su obra su estirpe africana, estaba orgulloso de llevarla en la sangre. Amaba lo negro y el mestizaje de su piel lo involucró en la búsqueda de los mitos, la poesía, las leyendas y liturgias de las intrincadas transculturaciones del negro.

Buscar sus obras, anteponerse al olvido, leerlo y descubrir la esencia de lo negro y del negro mismo en su sincretismo sociocultural es tarea que no debe postergarse, tanto para adentrarse en los intrincados vericuetos de los aportes negros en la cultura cubana como para conocer un poco más de los orígenes del racismo en la sociedad cubana. Máxime hoy, porque el racismo que parecía superado, está aun presente, aunque se manifieste de forma sutil y se disimule tras una sonrisa… como la del perro a las avispas: para que piensen que se ríe.









Publicado por Primavera Digital


2 comentarios:

Abel Gonzalez dijo...

Nos conviene un estado comunista? http://ideassospechosas.blogspot.com.ar/2013/08/nos-conviene-un-estado-comunista.html

Gomez Mendez dijo...

Yo lei su blogg Aabel; no se de donde viene. Pero el capitalismo es mejor? Que democracia burguesa no funciona a base de robo y saqueos de los pueblos pobres? Las famosisimas democracia establecen igualdades para los pobres? Donde? Estan esas democracias burgesitas que crean libertades pafa los pobres? Mucho de las mercancias que llegan a paises capitalistas le son exptirpadas a paises pobres. El Norte sigue explotando al Sur. Los ejemplos de hambruna, pobreza extrema como en Africa a raiz de la colonizacion sigue ahi! Asi que no sea anticomunista que todo lo del comunismo no es malo! El comunismo no te convendra tal vez a ti! Pero a muchos si les conviene!