miércoles, 28 de abril de 2010

CON SUS MISMAS PALABRAS



Manuel Aguirre Lavarrere
(Mackandal)
Si algo caracteriza a los dirigentes cubanos es esa ciega manía a la dualidad. El cubano, dado el sobresalto por la sobre vivencia permanente, principalmente por el qué como hoy y el qué voy a comer mañana, echo que le acarrea grandes preocupaciones y sobresaltos, pierde la memoria histórica, a veces de hechos tan importantes que es casi imperdonable que los olvide, incluso, para su propias conclusiones.
Sucede así cuando hace tres décadas y a raíz de los sucesos en Irlanda del Norte un grupo de irlandeses pertenecientes al IRA se declararon en huelga d hambre, exigiendo casi lo mismo que piden hoy los huelguistas como Guillermo Fariña y pidió hasta su muerte el prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo.
En el caso de Irlanda, el doctor Fidel Castro, entonces primer ministro del Consejo de Estado de la Republica de Cuba y primer secretarios de otros tantos cargos y no se sabe cuantos, califico de altruismo la lucha de los huelguistas irlandeses y se erigió un monumento a su memoria.
Un poco de historia nos recuerda que el IRA, Fuerzas Armadas Constitucionales de Irlanda, donde una mayoría del 60% votó a favor de la anexión a Inglaterra un grupo perteneciente a la minoría supo dar hombres de tal estirpe que lo único que pedían era ser reconocidos como presos políticos.
Los huelguistas cubanos no han pedido la anexión de Cuba a ningún país ni convertirse en presidentes vitalicios de la Republica de Cuba. No han pedido ninguna magistratura ni ser delegados a la Asamblea del poder popular cubano. Han pedido la libertad de presos políticos y periodistas independientes, que en estado de salud deplorable se encuentran encarcelados sin la mas mínima garantía para sus vidas, y que el régimen cubano trata de ocultar ante la opinión pública internacional gracias a algunos gobiernos, que priorizando más el interés político que el humano, han dado la callada por respuesta.
Vale aquí citar algunas palabras de Fidel Castro, que vienen como revertidas para los mismos que hoy en Cuba se empeñan en enlutar familias, crear el malestar en amigos y llenar de terror psicológico a la población cubana:
Considero que los patriotas irlandeses están escribiendo en estos días una de las paginas más heroicas de la historia humana. Se han ganado el respeto y la admiración del mundo, merecen también su apoyo. Son ya 10 los que han muerto en el más emocionante gesto de sacrificio, desinterés personal y valentía que pueda imaginarse. Debiera sentirse avergonzada la humanidad de que ante sus propios ojos se cometa semejante crimen.
La tozudez, la intransigencia, la crueldad, la insensibilidad ante la comunidad internacional del gobierno británico frente al problema de los patriotas irlandeses en huelga de hambre hasta la muerte, recuerda a Torquemada y la Inquisición en plena edad media.
¡Tiemblen los tiranos ante hombres que son capaces de morir por sus ideas, tras 60 días de huelga de hambre! Al lado de ese ejemplo ¿qué fueron los tres días de Cristo en el Calvario, símbolo durante siglos del sacrificio humano?
¡Es hora de poner fin, mediante la denuncia y la presión de la comunidad mundial, a esa repugnante atrocidad!