jueves, 20 de octubre de 2011

Urrutia en el debate racial cubano.

Manuel Aguirre Lavarrere
(Mackandal)

Nota importante.
Para continuar con el pensamiento antirracista de Gustavo E. Urrutia, pongo a disposición de los lectores de este blog otros conceptos de este gran intelectual cubano, creador de una página dominical en el Diario de la Marina, titulada Ideales de una Raza, por donde dejaron importantes textos sobre el problema figura como Nicolás Guillén, Juan Marinello Vidaurreta y otros grandes pensadores cubanos. No importa cuál fue su posición luego de 1959, no importa si apoyaron a un régimen tan déspota y racista como es el actual gobierno de Cuba. Lo que importa es que vieron el problema, aunque después hayan sentido indolentes frente a los reclamos de la población negra y mestiza de la Isla. Eso sucede, y mucho más cuando los gestores de una idea justa, se dejan arrastrar por los malévolos cantos de sirena de una política arbitraria y dictatorial. Dejo aquí constancia de otro de los grandes, Alberto Arredondo, que con su libro El negro en Cuba, deja una importante contribución sobre este medular problema.


a) Gustavo E. Urrutia, su Puntos de Vista del Nuevo Negro, y sus Cuatro Charlas Radiofónicas.
YO ME PROPONGO DESDE ESTA SECCIÓN DIRIGIRME A ESOS MISMOS COMERCIANTES AMIGOS MÍOS, PARA EXPLICARLES NUESTROS PUNTOS DE VISTA, Y A TODO EL PAÍS SOBRE ESTE PROBLEMA CONCRETO, Y OTROS TANTOS A TODOS, BLANCOS Y NEGROS, NOS URGE RESOLVER CONJUNTAMENTE, Y HACER VER ADEMÁS, CÓMO PIENSAN, CÓMO SIENTEN, CÓMO SUFRE Y QUÉ ANHELA LA RAZA DE COLOR DE CUBA.
QUE SE NOS ESCUCHE, QUE SE SIENTA LATIR NUESTRO CORAZÓN Y LA NOBLEZA DE NUESTROS IDEALES NOS DEVOLVERÁ LA SIMPATÍA, HOY NUBLADA, NO SÉ PORQUÉ,
(DIARIO DE LA MARINA 18-04 1928 col. 2 párrafos 9 y 10.
“…Por eso estamos procurando exteriorizar nuestros ideales y nuestras aspiraciones que son esencialmente iguales a las de la raza blanca, y evitar que ésta, por falta de una formación o defectuosa apreciación, nos siga mirando desde el campo de las actividades propulsoras, ajenas a la política, como a una colonia extraña e inadaptable.” (DM 1 jul. 1928:9)
“Ahora ya logrado nuestro progreso cultual y dotados de todas las condiciones requeridas para convivir dignamente en nuestro país, venimos, en el ritmo pacífico de la República a pedir cordialmente un papel activo en las funciones edificantes de la vida cívica cubana (no es un atisbo mezquino a las nóminas del Estado), para trabajar con ellos en pro de idéntico modo que conspiramos y guerreamos por la independencia: todos juntos y a la vez.” (DM 8 jul. 1928:6)
AL FEMINISMO LE OCURRIRA LO PROPIO. DESPUES DE LA FACIL VICTORIA DE LA DEROGACION DE LAS LEYES DE PRIVILEGIOS, SEGUIRA SINTIENDO POR LARGOS AÑOS LA INEFICACIA DE LA IGUALDAD ESCRITA EN LAS LEYES, PERO SIN ARRAIGO EN LA CONCIENCIA MASCULINA; Y ENTONCES SE VERA EN LA POSICION DELICADISIMA QUE OCUPA ACTUALMENTE LA RAZA DE COLOR CUBNA, QUE NO TIENE YA NADA QUE PEDIR PARA SI SOLA EN EL TERRENO LEGAL, PORQUE TODO SE LE HA DADO COMO LO PIDIO Y QUE PERSUADIDA DE LA INUTILIDAD DE LAS APELACIONES SENTIMENTALES, JUEGA TODO SU PORVENIR A LA EFICACIA DE SU ACCION SOCIAL.
Armonías /Gustavo E. Urrutia Diario de la Marina 3ra. Sección. 9 dic. 1928:6
Y COMO NUESTRA RAZA BLANCA AHORA ES CUANDO SE DISPONE ACTUAR METÓDICA Y CIENTÍFICA EN NUESTRA ECONOMÍA NACIONAL: Y COMO ESTE DESPERTAR COINCIDE CON EL DESPERTAR DE LA RAZA NEGRA, ESTAMOS EN LA RAZÓN DE OFRECER NUESTRO VALIOSO CONCURSO. PERO ANTES TENÍAMOS QUE PROCURAR DARNOS A CONOCER Y OBTENER EL RECONOCIMIENTO. (Armonías. Gustavo E. Urrutia. DM 3ra. Sec. 6 en.1929:6)
“Cuando nosotros hablamos de afirmación racial no queremos significar que el hombre de color deba mostrarse orgulloso de serlo, sino que no debe sentirse avergonzado de su pigmentación ni tratar de negar su raza cuando pueda.” (DM 3 sec. 3 febr. 1929.6)
PUEDE LA RAZA DE COLOR, SIN AYUDA EXTERNA, CREARSE UNA POSICIÓN ECONÓMICA INDEPENDIENTE? ¿CÓMO HABRÍA DE INFLUIR ESTE CAMBIO EN LAS RELACIONES SOCIALES DE LAS RAZAS QUE FORMAN ESTE PUEBLO? (Una actitud nueva. / Gustavo E. Urrutia. DM 15 mar.1929: 34)
... YA SERÁ DIFÍCIL QUE EL AFROCUBANO RETROCEDA AL CAUDILLISMO BLANCO NI AL CAUDILLISMO NEGRO, AL GREGARISMO, A LA SERVIDUMBRE POR NEGROFILIA DE LOS PARTIDOS, A TODO AQUEL COMPLEJO DE INFERIORIDAD POLÍTICA. ES, REPITO, LA REVOLUCIÓN DE LA MENTALIDAD POLÍTICA DEL NEGRO EFECTUADA, NO POR DECRETO DE NINGÚN APÓSTOL, SINO POR LA RECIA EXPERIENCIA DE UNA LECCIÓN QUE HA DURADO TREINTA AÑOS DE VIDA SEUDO DEMOCRÁTICA. (REVOLUCIÓN EN LA MENTALIDAD POLÍTICA AFROCUBANA. DM 9 en. 1935:2)

“¿Puede el negro adelantar sin el blanco? ¿Puede el blanco de Cuba adelantar mientras fuerza el estancamiento o el retroceso del afrocubano? ¿Puede Cuba mejorar sin la Revolución? ¡Absurdo! Ganar no podemos sino juntos.” (DM 22 mayo 1935:2? 22?)
... ¿QUÉ COSA ES EL PLUS DOLOR DE QUE HABLO YO TAN A MENUDO? ES EL DOLOR DEL NEGRO ACTUAL EN ESTA TIERRA CUBANA DE MESTIZAJE Y DE PREJUICIOS DE COLORES. OBSÉRVESE QUE NO DIGO PREJUICIO DE RAZAS, SINO DE COLORES, PUESTO QUE EN CUBA ES BLANCO TODO EL QUE NO PAREZCA NEGRO..
EL DOLOR PROLETARIO, CLASISTA DEL NEGRO, VIENE, PUES, AUMENTADO CON EL DOLOR RACISTA. ES EL SUYO UN GENUINO PLUS DOLOR
LA CONCIENCIA NEGRA SUFRE EL PLUS DOLOR DE VER QUE LA CONCIENCIA BLANCA NO SE PERCATA DE QUE MIENTRAS LA TERCERA PARTE DE NUESTRA POBLACIÓN PERMANEZCA SUMIDA EN TODAS LAS MISERIAS Y EN LA SUBORDINACIÓN, LA CUBANIDAD VEGETARA MEDIATIZADA.
EL NEGRO SIGUE ESTOICO Y SONRIENTE, MOSTRANDO LA PULCRITUD DE SU ALMA LIMPIA DE RESENTIMIENTOS. GRACIAS A ESTA LIMPIEZA, EL NEGRO SONRÍE, Y TODAVÍA SUELE SENTIRSE HASTA EL TIMBRE PROFILÁCTICO DE SU RISA SALUDABLE, AUNQUE SUELE CONFUNDIRSE ESTA RISA CON LA DEL SER INSENSIBLE O LA DEL HOMBRE SUMISO. EL ESPERA QUE EL BLANCO APRENDA A VALORAR EL SENTIDO FRATERNAL E INTELIGENTE DE ESA SONRISA PERENNE O DE ESA RISA OCASIONAL COMO LA ACTITUD MAS ACOGEDORA DE UNA RAZA QUE SABE AMAR Y QUE NO PUEDE SER FELIZ SINO DENTRO DE LA MÁS SINCERA CONFRATERNIDAD., ­
Y MIENTRAS NO SE DE ESTE FONEMONO QUE VA PARECIENDO MILAGROSO, EL NEGRO PADECERA SU DOLOR ESPECIFICO. ESTE ES EL PLUS DOLOR. (El plus dolor DM 21 DIC. 1935).
LA ESCLAVITUD SUBSISTE HOY CON NUEVA FORMA ENCARNADA EN EL PROLETARIADO UNIVERSAL. EL PROLETARIADO EN TODAS PARTES Y EN CUBA TAMBIEN PROCALAMA SUS DOLORES QUE SON CULPAS AJENAS, Y SUS VIIRTUDES , QUE SON FLORECIMIENTOS DE LA DEPURACION POREL DOLOR. DEL DEBATE PPACIFICO O VIOLENTO ENTRE LA FIRMEZA PROLETARIA Y LA TERQUEDAD CAPITALISTA SURGIRA UN NUEVO ESTADO DE COSAS SOCIAL QUE NO PODRA SER PEOR QUE EL PASADO.
EN MI CRITERIO, LA CUESTIÓN HA DE PLANTEARSE ASÍ; DENTRO DE LA CUBANIDAD Y LA ETNOLOGÍA CRIOLLA, Y MIENTRAS SUBSISTA EL RACISMO BLANCO, AL AFROCUBANO LE INCUMBE MANTENER SU LIBRE ALBEDRÍO EN LA DIRECCIÓN MENTAL DE SU PROPIA RAZA. DEBE EMPEZAR POR SABER LO QUE QUIERE Y LO QUE CONVIENE AL PROGRESO INTEGRAL DE CUBA; DETERMINARLO, CONCRETARLO Y EXPONÉRSELO AL BLANCO PARA EL PLANTEO DE UNA CULTA Y FRATERNAL DISCUSIÓN. NO ATENERSE IRREFLEXIBLEMENTE A, LO QUE EL BLANCO LE DICTE.
¿A QUIÉN SE LE OCURRE NEGAR HOY SU CONDICIÓN DE PROLETARIO, DE LA ESCLAVITUD SUBSISTE HOY CON NUEVA FORMA ENCARNADA EN EL PROLETARIADO UNIVERSAL. EL PROLETARIADO EN TODAS PARTES, Y EN CUBA TAMBIÉN, PROCLAMA SUS DOLORES QUE SON CULPAS AJENAS, Y SUS VIRTUDES, QUE SON FLORECIMIENTOS DE LA DEPURACIÓN POR DOLOR. DEL DEBATE PACIFICO O VIOLENTO ENTRE LA FIRMEZA PROLETARIA Y LA TERQUEDAD CAPITALISTA SURGIRÁ UN NUEVO ESTADO DE COSAS SOCIAL QUE NO PODRÁ SER PEOR QUE EL PASADO ESCLAVO MODERNO, O DE ABOCHORNARSE DE ELLA?.
Y SI EL AFROCUBANO PADECE EL PLUS DOLOR DE LLEVAR SOBRE ESTE SUFRIMIENTO, COMÚN A TODOS LOS PROLETARIAOS, EL SOBREPESO DEL PREJUICIO RACIAL MANTENIDO POR EL ANTIGUO ESCLAVISMO, ¿NO Es LÓGICO E INTELIGENTE QUE CAPITALICE EN INCONFORMIDADES, PROTESTAS Y REIVINDICACIONES LA CANTERA DE SUS NOBLES Y PATÉTICOS ANTECEDENTES? ¿NO CONTRIBUYE CON ELLA EL NEGRO, COMO SIEMPRE, A LAS GRANDES REIVINDICACIONES DE LA MAYORÍA CUBANA, QUE ES PRECISAMENTE PROLETARIA Y QUE SUFRE SIN BOCHORNO Y CON REBELDÍA LA NUEVA ESCLAVITUD? (Complejo de inferioridad. DM 22 dic. 1935)
y como es al afrocubano a quien se pretende abochornar, coaccionar con supuestas herencias de inferioridad, con taras raciales denigrantes; por lo mismo es al afrocubano a quien más perentoriamente le incumbe conocer a ciencia cierta, dar a conocer y explicar los valores religiosos, morales y artísticos de sus abuelos negros, que nada tienen que envidiar en moralidad ni en refinamiento espiritual a los de sus abuelos blancos…
…pero quiero subrayar también la verdad de que ni el negro ni el blanco cubanos pueden considerarse perfectamente instruidos y cultos mientras ignoren las exquisiteces culturales y morales de origen africano que llevan en la sangre o en el espíritu.
…no fomentamos ni extirpamos el ñañiguismo y la santería africanos. nos limitamos a presentarlos y explicarlos como fenómenos sociales y religiosos existentes entre nosotros, que no son denigrantes, sino morales y que no se pueden desarraigar de nuestras costumbres y nuestros hábitos por decreto.
queremos decir a los que todavia las practican que no tienen porque abochornarse de ellas y a los coloreados que no las conocen, les decimos que tampoco tienen de que abochornarse puesto que son instituciones tan cultas y tan
morales como las de sus abuelos blancos. solo que son distintas /trabajamos para que la mayoría de los negros recobre su propia estimación., el afrocubano que vive sinceramente avergonzado de una herencia racial africana que, en realidad merece tanta consideración como la española o cualquiera otra, ese afrocubano es más esclavo , más ignorante y más infeliz que sus progenitores negros., necesitamos de la cultura occidental y moderna para convivir y defendernos de los peligros de nuestro ámbito, pero también necesitamos el conocimiento cabal de la historia y la cultura africana, como de la española, la romana y la griega. Mi postulado es este. Reivindiquemos nuestra propia estimación para estimarnos y hacernos estimar más. (“aclaración”. DM 27 dic. 1935:2)
“No fomentamos ni extirpamos el ñañiguismo y la santería africanos, Nos limitamos a presentarlos y explicarlos como fenómenos sociales y religiosos existentes entre nosotros que no son denigrantes, sino morales, y que no se pueden desarraigar de nuestras costumbres y nuestros hábitos por decreto. / Ni hay ambiente para reanimar esas instituciones y esas ideas, pero queremos decir a los que todavía las practican que no tienen por qué abochornarse de ellas. Y a los coloreados que no las conocen, les decimos que tampoco tiene porque abochornarse, puestos que son instituciones tan cultas y morales como las de sus abuelos blancos, Solo que son diferentes...”
“En m criterio la cuestión ha de plantearse así: dentro de la cubanía y la etnología criolla y mientras subsista el racismo blanco, al afrocubano le incumbe su libre albedrío en la dirección mental de su propia raza. Debe empezar porque quiere y lo que conviene al proceso integral de Cuba, determinarlo, concretarlo y exponerlo al blanco para el planteo de una culta y fraternal discusión. (Cuatro charlas radiofónicas 1935: 15)
“Y puesto que la rama negra del pueblo de cuba es a quién se le suele imputar insidiosamente un ancestro salvaje y bárbaro; y como es al afrocubano a quien se pretende abochornar, coaccionar con supuestas herencias de inferioridad, con taras raciales denigrantes, por lo mismo es el afrocubano a quién más perentoriamente le incumbe conocer a ciencia cierta y dar a conocer y explicar los valores religiosos, orales y artísticos de sus abuelos negros, que nada tienen que envidiar en moralidad y en refinamiento espiritual a la de sus abuelos blancos.” (Cuatro charlas radiofónicas 1935: 17)
“Trabajamos para que la mayoría de los negros recobren su propia estimación. El afrocubano que vive sinceramente avergonzado de una herencia racial africana, que, en realidad merece tanta consideración como la española, es más esclavo, más ignorante y más infeliz que sus progenitores africanos /…/ no puede considerarse perfectamente instruido el ciudadano de un país negroide que sólo conoce la rama blanca de su pueblo.” (Cuatro charlas radiofónica, 1935: 20)
“El Nuevo Negro es aquél que se ha librado del complejo de inferioridad impuesto sobre él por la presión esclavista; pues si bien él no persiste en pedir igualdad social y económica a título de su ingente contribución histórica en trabajo y patriotismo a la formación de Cuba y de la República, en cambio ha adquirido un conocimiento tan cabal de esa hermosa aportación, como para sentirse plenamente digno de tal equidad en el pasado, en el presente y en la magna obra que nos reserva el futuro a todos los cubanos progresistas”
“El Nuevo Negro es el que no se atiene a las diversas definiciones que del hombre negro han dado los blancos amantes o enemigos de éste, sino que empieza por definirse el mismo a sí propio, y por tener su definición de los demás como todo ser racional y culto
“El Nuevo Negro de Cuba es el afrocubano que estudia nuestro problema de razas con ojo clínico y mente filosófica, exento de un genuino racismo negro aunque sólo fuere como reflejo del racismo blanco y por reacción contra este. Y espero poder explicar en esta exposición como lo he explicado en la prensa, el motivo que tengo para creer que el negro en América, y singularmente el de Cuba, carece de móviles poderosos parea sentirse racista.
“El Nuevo Negro ha salido ya de la desorientación que sumió a su raza y al resto de las masas populares cubanas el fracaso de nuestras revoluciones por la verdadera democracia, y que se ha orientado de huevo al convencerse de que ni aun la genuina democracia liberal podría garantizarle la justicia económica y social colectiva, por su esencia eminentemente individualista y plutocrática. Se ha orientado hacia de alguna forma de socialismo –de izquierda en la individuos- compatible con nuestra idiosincrasia y con la realidad de nuestras relaciones internacionales. (Punto de vista del nuevo negro. —Instituto de Ciencias Sociales, 1937)
b) Alberto Arredondo y su El negro en Cuba, ensayo, un libro olvidado pero muy útil para comprender la complejidad de la lucha social y cultural del negro.
El negro y la nacionalidad cubana no se excluyen. Son ambos factores de una misma ecuación. Más explotado el negro que el blanco, no habría República para unos y Estado libre para todos. Cuba era y debía ser con todos y para todos.
El pensamiento de Martí es bien expresivo. La nacionalidad no puede integrarse sin el negro. El problema es éste, consecuentemente no es un problema racial, sino un problema nacional”. (El negro en Cuba, ensayo: 37)
“Demostrada está que el negro no sólo forma parte de la nación, sino que fue el factor trascendental en la integración de sus unidades determinantes. Cuando hubo que decidir esa integración, cuando hubo que plasmar la nacionalidad y abrirle las vías de la voluntaria evolución, tomando el control político del Estado, el negro, con las armas en la mano, y de manera mayoritaria, contribuyó a fundar la República.
”Las fórmulas de reconstrucción social no pueden venir a Cuba como etiquetas engomadas. Deben ser germinación cubanísima, producto de estudio, de confrontación científica, de experiencia sistematizada. Por mucha capacidad y buena fe que tengan los cerebros manufacturadores de recetas internacionales, no pueden tener en cuenta, respecto a cada uno de nuestros países indoamericanos, los múltiples y complejos problemas que en lo endógeno y exógeno ellos tienen planteados.
“/…/ El negro en Cuba no luchó por una nación negra, luchó por una nación cubana. Nunca quiso dividirla, sino integrarla. Nación y negro en la sociedad cubana, no pueden desvincularse. Los problemas de la primera son los del segundo.
“ Que el negro sea el factor más explotado de la nacionalidad no quiere decir ni lo dirá nunca, que el negro constituye una nación dentro de la nación cubana, quiere decir tan sólo que, dentro de los núcleos integrantes de la nacionalidad, el núcleo negro es el más explotado”(El negro en Cuba, ensayo:52-53)

1 comentario:

Julio César Fernández dijo...

Una triste realidad enmarca este post.
Mi blog:
http://www.debatepopular.blogspot.com