jueves, 12 de julio de 2012

La reducción del origen étnico del negro.



Manuel Aguirre Lavarrere

(Mackandal)

La reducción del origen étnico del hombre negro es un fenómeno que forma parte de la historia universal. En América esta reducción étnica se originó cuando el africano dejó de serlo para reducirlo a “negro” por medio de la trata esclavista.

Los tabúes contra negros y mestizos se dan precisamente mediante esta pérdida del origen étnico, que implica una constante discriminación que se reelabora constantemente.

Cuba constituye quizá el símbolo de una abolición malograda. El afrocubano todavía sufre las secuelas de la esclavitud y el racismo. En Cuba, la mordaza del socialismo y sus políticas de reducir al hombre en masa, conllevan también la abolición de los derechos y el blanqueamiento constante de la mentalidad.

Si un concepto ideológico es asiduamente sistematizado como sucede en Cuba y no separado nunca del contexto social conforme a las reales aspiraciones de la ciudadanía, no cabe duda de que estamos en presencia de un contexto político excluyente que responde única y exclusivamente a los intereses del partido único.

El socialismo cubano lleva por base la exclusión política e ideológica. Diferencia al hombre por su modo de pensar y lo marca ofensivamente. Hace énfasis en mostrar desigualdades no sólo políticas, sino también por el color de la piel.

Este fenómeno de calimbar al otro ha existido y existe en todas las estructuras de poder totalitario, donde los más débiles están expuestos a la sumisión y al atropello físico y mental.

Una sociedad que luche verdaderamente contra los prejuicios y los racismos de todo tipo, es aquella que da a sus connacionales la oportunidad de erigirse ellos mismos en sus propios protagonistas sin que para ello tenga que ver el color político ni el origen étnico del ciudadano.

Mientras esto no ocurra, será siempre un estigma para la nación y un sacudimiento sicológico al interior de la persona humana. Será siempre la opresión de unos sobre otros, provocará el odio y el miedo a la diferencia, la patria no será más que una mera referencia.

El hombre debe tener derecho a lo que aspira, sin que para ello tenga que tenerse en cuenta otra cosa que no sea la plenitud de sus reclamos y el respeto a sus libertades.

Publicado por Primavera Digital, junio 28 de 2012, año 5

primaveradigital2011@gmail.com

Tel: 537 6988238

www.primaveradigital.org

1 comentario:

Armienne la Puta dijo...

Leo por primera vez so blog y me han gustado sus conceptos.
En Cuba, desgraciadamente, no solo se discrimina oficialmente por el color de la piel sino por los ideales y el hecho de ser cubanos.