miércoles, 10 de noviembre de 2010

MARCAR LAS DIFERENCIAS

POR: Manuel Aguirre Lavarrere
(Mackandal)
La decisión del Parlamento Europeo de no levantar la Posición Común que mantiene ese alto organismo sobre el régimen castrista, no afecta para nada la vida de la ciudadanía cubana como hace creer el régimen a la población interna de la isla con gangarrea y cotorreo y los congresistas y canciller de la Isla durante las reiteradas visitas por el mundo. No hay que llamarse a engañó, la depauperada vida que sufre el pueblo de Cuba se debe a su inmovilismo político y a la falta de libertad ciudadana, verdaderos culpables de la tragedia interna que enfrenta el cubana de hoy.
Por ello merece aplausos, el espaldarazo que ese órgano, mal comido por el régimen cubano por no entrar en su juego de mentiras y cambios cosméticos, acaba de realizar con el otorgamiento del Premio Sajarov al licenciado y opositor cubano Guillermo Fariñas Hernández, luchador de larga data por los derechos vulnerados a su pueblo, por un régimen que a estas alturas del partido no tiene nada que ofrecer, a no ser miedo y brigadas antimotines, hilvanadas de forma obediente y sin criterio propio a las reflexiones y cabildeos a beneficio propio de la dinastía castrista.
Los opositores cubanos, al menos la mayoría no esperaba menos que el triunfo de la vergüenza frente a la canalla arropada de humanismo. Complace y convence la decisión de la Unión Europea. Frente a gestos como este, el aplauso unánime de la oposición cubana tanto fuera como dentro del país. Y el regocijo de los movimientos cívicos de lucha contra el racismo en Cuba demostrando que somos lo mismo y con iguales objetivos: el desanclaje de la tiranía y el advenimiento de la prosperanza a la nación toda.
Pienso que son sobrados motivos para no dejarnos arrastrar por los cantos de sirena de un régimen caduco y desahuciado por un por ciento representativo de sus ciudadanos. Y nuestro único y digno camino es seguir incrementando el desapego de la dictadura, para marcar claro las diferencias entre lo que es un pueblo que pide cambios y un régimen de naturaleza dictatorial y racista.