miércoles, 24 de septiembre de 2008

El empuje independiente

El Centro Cultural Independiente Solidaridad acaba de celebrar su primera junta directiva con el fin de buscar soluciones a los problemas que vienen afrontando desde que decidieron fundar el proyecto en . No tenemos recursos, lo que estamos haciendo es con nuestro propio esfuerzo y algo que nos donan algunas embajadas interesadas en el proyecto, dice Sonia Garro, presidenta del proyecto, cuya sede se encuentra en calle 118, nro45, e/.25y47 en Mariano, Ciudad de la Habana. Pero a pesar de las limitaciones materiales y económicas y de el acoso que mantiene la policía sobre el Centro y el estar intimidando a las madres de los niños para que no asistan , no hemos dejado de dar nuestras actividades y ellos no han dejado de asistir, continua diciendo su presidenta, y concluye. Ellos asisten porque encuentran un espacio donde sin pagar un centavo, pueden dar rienda suelta a la imaginación, bailar, cantar, pintar y otras muchas actividades donde se sienten realizados.
El Centro, que próximamente cumplirá su primer año de fundado ha sido visitado y elogiado por varias personalidades de embajadas acreditadas en cuba. Estamos muy contentos con el proyecto, porque vemos que aquellos niños que difícilmente puedan entrar en una escuela de arte, y todos sabemos por qué, aquí pueden sentirse realizados, sin discriminación y sin que nadie los ofenda para darle prioridad a otros porque e blanco o hijo de quien sabe quien, dice Ramón Alejandro Muñoz, subdirector del proyecto.
Hemos sido invitados a varias actividades en algunas embajadas y ahora mismo nos estamos preparando para la semana de la cultura italiana en Cuba, donde por supuesto, hemos sido invitados, concluye Sonia Garro.
Manuel Aguirre Lavarere
(Mackandal)