martes, 30 de agosto de 2011



Martí Y las razas

La raza es una patria mayor, a la que deben pagar tributo, como hijos a madres, las patrias pequeñas que de la raza madre se derivan.

Peca contra la humanidad el que fomente y propague la oposición y el odio de las razas.
Trae cada raza al mundo su mandato, y hay que dejar la vía libre a cada raza, si no se ha de estorbar la armonía del Universo.

Por sobre las razas, que no influyen mas que en el carácter, está el espíritu esencial humano, que las confunde y unifica.

No hay odio de razas porque no hay razas. Los hombres canijos, los pensadores de lámpara, enhebran y recalientan las razas de librería que el viajero justo y el observador cordial buscan en vano en la justicia de la Naturaleza, donde resalta, en el amor victorioso y el apetito turbulento, la identidad universal del hombre. El alma emana igual y eterna, de los cuerpos diversos en forma y en color.

En raza latina no hay pesadumbre mayor que un deseo pueril no satisfecho.
Es estéril el consorcio de dos razas opuestas.

La raza es un altar de comunión, y quien la niega, o la desconoce o la vicia, o se quiere salir de ella ─ desertor es, traidor como el que plega la bandera y huye ante el enemigo en hora de batalla y se pasa a sus huestes.

La raza negra es de alma noble.



miércoles, 24 de agosto de 2011

NOTA URGENTE

MOVIMIENTO DE INTEGRACIÓN RACIAL JUAN GUALBERTO GÓMEZ

Acudo a todos mis amigos para que pidan mediante mensajes de protestas el desbloque de nuestra página WEB, Cuba.Mir, a la cual se accede por Facebook. Desde la semana pasada hemos detectado que nuestra página ha sido bloqueada, no queremos acusar a nadie, pero alguien o algunos están tras esta siniestra maniobra para que el Movimiento de Integración Racial Juan Gualberto Gómez, no pueda seguir exponiendo sus demandas y denuncias sobre los abusos que se comenten día a día contra la población negra y mestiza de Cuba. Alguien le está haciendo el juego al régimen de Cuba y ya hasta nos acusan de ser un Movimiento racista, cuando nada está más lejos de la verdad. Este es un Movimiento que desde sus postulados proclama la igualdad e inclusión de todos los cubanos sin diferencia alguna. El nuestro es un Movimiento cuya membrecía es numerosamente de raza blanca y donde nos sentimos, los negros y mestizos, orgullosos de que militen en nuestro Movimiento y hayan comprendido nuestros derechos y compromiso con el legado histórico de Antonio Maceo y José Martí.

Por todo eso sabemos que seremos escuchados, y muchas voces se alzarán para pedir por nosotros y nuestros derechos, al flujo libre y respetuoso de información evidente. Y a la participación en nuestra Patria de todas las decisiones, sean cuales fueren.

Manuel Aguirre Lavarrere

Coordinador Nacional del Movimiento de Integración Racial Juan Gualberto Gómez.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Nota aclaratoria


El principal objetivo de este blog es plantear mediante artículos y vídeos la problemática racial en Cuba, debido al deterioro constante que sufre la población negra de la Isla, por la constante violación de los derechos humanos, principalmente por parte del régimen cubano y algunos funcionarios que defienden el derecho de discriminar a los ciudadanos por el color oscuro de su piel.


No obstante, creo muy oportuno colocar algunos vídeos, que me ha hecho llegar un hermano nuestro desde Londres sobre la historia del racismo. No siempre tenemos la oportunidad de ver materiales de tan alta calidad, y es una buena oportunidad para aquellos que visitan este blog, interesados en la temática racial, puedan bajarlos y tenerlos en sus casas como material de estudio.


Por todo ello, doy gracias a Rodolfo Márquez, ese maravilloso hermano nuestro, miembro de nuestro Movimiento, por haber tenido la feliz idea de poner en mis manos estas verdaderas obras maestras sobre la historia del racismo.


(Mackandal)


video

De reyes con las damas

video

martes, 9 de agosto de 2011

Lo pide la Patria y la vergüenza,

Manuel Aguirre Lavarrere
(Mackandal)
La revolución cubana, afianzada en su arsenal militar, una Constitución sectaria y excluyente, la sumisión ciudadana y un interminable derecho de mandato único, ha revertido los valores patrios.
La identidad nacional está hoy más perdida que nunca. No hablo aquí del congrí y la yuca con mojo, de la malarrabia ni del puerco asado. Hablo de algo más importante y a la vez muy inquietante. Hablo del concepto de nación y del sentido de pertenencia, que el actual régimen jamás ha respetado, a no ser cuando se trata de su propio provecho.

El gobierno cubano, autoproclamado garante de los derechos del pueblo y a la vez saqueador insigne de la economía y el bienestar ciudadano, lleva por defecto el rechazo al negro y el irrespeto a este segmento del la población, educada y capaz, pero sin derechos reales.

Es un sistema cada vez más parecido a un régimen feudal que a una sociedad moderna, con una economía destrozada y dilapidada en hacer propaganda política alrededor del mundo, viajes sin rendición de cuentas al pueblo, pertrechos militares y lujos y privilegios para un selecto grupo elitista, antidemocrático y racista. Algo muy serio y que en democracia tendrían que justificar ante el pueblo. Pero en Cuba esta elite campea como perro por su casa, con una mafia militarizada y unipartidista, que supera en mucho a la Cosa Nostra.

¿Dónde queda el presente y futuro del negro en Cuba?

Por todo ello es necesario un referéndum constitucional inclusivo, que el pueblo merece y Cuba necesita. Una convocatoria que plasme dignamente la esencia y los anhelos de nuestro José Martí, donde los elementos ideológicos no tengan cabida alguna; así lo quiso el apóstol, así lo definió y dejó claro, muy claro, él que vivió y murió con el temor de que Cuba, su patria, se convirtiera en lo que desgraciadamente se convirtió por obra y desgracia de una satánica frase: ¿Elecciones para qué?

Necesitamos vergüenza, dignidad y orgullo, muestras de amor a la Patria y al legado histórico de los padres fundadores. La emancipación de Cuba es precisa para que blancos, negros y mestizos, vivamos con decoro en la patria que no nos legó la cizaña de una revolución del muerde y huye, sino la que nos legaron los verdaderos próceres y padres de la nación cubana. Y para eso, no necesitamos de caudillos mentirosos y manigüiteros del erario nacional.
Publicado por APLP, 2011/08/04www.primaveradigital.org

martes, 2 de agosto de 2011

Incertidumbre de futuro

Por Manuel Aguirre Lavarrere
(Mackandal)
Realmente no llego a explicarme por qué tantos negros y mulatos en Cuba siguen empeñados en apoyar a la llamada revolución cubana. Un régimen que ha traído, a la par de beneficios como la salud pública y la educación, no menos contratiempos para la ejecución de esas actividades y el gardeo constante contra tantos afrocubanos que forman batallones en las cárceles cubanas.
No llego a explicarme el por qué de tanta aberración ciudadana. Quizás sea el miedo a un cambio en la Isla, en que el afrocubano siga desplazado, o más desplazado aun. Algo que no creo posible después de vivir tantos años bajo el garrote del totalitarismo, tras una cortina de mentiras y promesas.
Puede que este temor al cambio conlleve a seguir en el desasosiego de perder lo que nunca se ha tenido, pero que muchos creen tener: la libertad.
Por supuesto, esta creencia en negros y mulatos es cada vez menor. Se han convencido que a los dirigentes cubanos no les interesa el destino y mejoramiento de la población negra de Cuba, a no ser para utilizarlos como carne de cañón para el ejército.
Para ello, inculcaron el terror psicológico del Ku Klux Klan y los perros negreros en los Estados Unidos, país que el gobierno de Cuba considera su principal enemigo por caprichos de un Fidel Castro, que encontró resonancia y seguimiento en otros dirigentes.
Mientras que países como Argentina, Perú y Brasil, por ser los más representativos en el avance de la equidad ciudadana, dan muestra de voluntad política transparente, Cuba retrocede de modo vergonzoso, tanto económica como políticamente, aferrada a un sistema que ya dijo que no es compatible con las ansias de democracia y libertades ciudadanas.
En Cuba, el negro y el mestizo, llevan el peso del descrédito patrio como ejemplos de seres marginales. Así, son fustigados como seres humanos y obligados a la obediencia incondicional.
Estas son algunas de las razones que me inquietan, tanto por el decadente estado demográfico del país como por la vida de servidumbre y la anulación de la soberanía. Seguimos sin más remedio que esperar un milagro, del cielo, o de militares que tomen conciencia de la situación de su país y que se decidan a arriesgar su bienestar personal por la dignidad y el decoro patrio. Entonces, los que hoy comulgan con el régimen y los que rechazamos un sistema de engaños y atropellos, diremos regocijados: ¡Viva Cuba Libre!
Publicado por APLP
Jueves, 28 de Julio de 2011